Investigan por presunto fraude al empresario Sasson Chayo

Investigan por presunto fraude al empresario Sasson Chayo

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Fiscalía General de la República (FGR), realizan una investigación al empresario José Sasson Chayo, por los posibles delitos de lavado de dinero, operaciones con recursos de procedencia ilícita, defraudación fiscal, entre otros.

De acuerdo con la denuncia en poder de este medio, José Sasson, hijo de uno de los fundadores de Banorte, habría utilizado por años empresas de su propiedad donde funge como representante legal, dentro del ámbito inmobiliario, para presuntamente evadir el pago de impuestos, así como el de embargos trabados en su contra por diversos juicios pendientes.

El documento indica que el empresario, que estaría bajo el amparo de su tío Marcos Sasson Ase y encubriendo a su primo Jose Cheja Dayan, habría defraudado a Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes), Uniones de Crédito y a diversas personas físicas para hacerse de cientos de millones de pesos.

Asimismo, detalla que hay dos empresas en las que las autoridades deben poner especial atención: SAGIT CONSTRUCTORA SA DE CV y CONSTRUCTORA Y REMODELADORA MONTREAL SA DE CV, mismas que indican, habrían estado emitiendo comprobantes sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente, para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que amparan tales comprobantes, es decir, contribuyentes con operaciones inexistentes, también llamadas EFO´s.

No obstante, estas empresas no serían las únicas, pues de acuerdo con actas del Registro Público Sasson es accionista de otras cinco sociedades: MANUFACTURAS ACRILICAS, CRISTEM, CRITEMEX, NATURAL FOOD PLANET, DLÜME. Además, ha fungido como representante de INMOBILIARIA COFISA S.A. DE C.V.

Entre los clientes estaría la Subsecretaría del Sistema Penitenciario de la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México, con quien ha firmado diversos contratos entre el 2018 y el 2021.

De acuerdo con registros públicos, estos contratos tuvieron por objeto el arrendamiento de un edificio de nueve pisos para oficinas ubicado en José María Izazaga 29, colonia Centro de la alcaldía Cuauhtémoc, por medio de la empresa Inmobiliaria Cofisa SA de CV, y en el cual se le pagaron 2 millones 784 mil pesos mensuales.

Por último, a las irregularidades se suma un predio adquirido en 2008 por Sasson Chayo en la calle de Millet 72, colonia Extremadura Insurgentes, alcaldía Benito Juárez. En el lugar pretendía construir un edificio de departamentos de lujo ubicado en pleno Parque Hundido, por lo que los vecinos de la zona mostraron su inconformidad. Sin embargo, tras una serie de gestiones, el gobierno de la Ciudad terminó por adquirir el terreno en 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada anterior Senadores buscan generar una nueva cultura de protección del recurso vital
Entrada siguiente El CIIASA y la URN convocan a la 13ª edición de la licenciatura en Dirección y Administración de Aeropuertos y Negocios Aéreos
A %d blogueros les gusta esto: